jueves, 5 de abril de 2018

Bizcochitos de avena y arándanos



Me llamaron la atención en Pinterest estos bizcochitos de avena y arándanos que muchos blogs titulaban “cupcakes”. Yo he preferido ponerles el nombre de “bizcochitos” aunque realmente no son bizcochos ya que no llevan harina…



La verdad es que la única forma de conseguir que los niños tomen avena es haciendo granola y no creáis que les hace mucha gracia… Así que probé con estos bizcochitos metiéndoles trocitos de chocolate y fueron un éxito!! Decidí repetirla, esta vez con arándanos, y ya no sé cual me gusta más pero os doy varias opciones en “ingredientes”.


Recién hechos están muy muy buenos, pero al día siguiente seguían casi igual de tiernos y ricos.

Es una receta sana y equilibrada, la cantidad de panela podéis adaptarla al gusto de cada uno o sustituirla por miel o sirope de ágave, nosotros ya casi estamos acostumbrados al sabor de la panela y estamos muy contentos porque ha supuesto ¡todo un reto! Que no quita que hagamos recetas con azúcar blanco, pero en contadas ocasiones 😉

Aquí os dejo el vídeo y a continuación los ingredientes y el paso a paso por escrito.




Bizcochitos de avena y arándanos (10-12 uds. aprox.):

Ingredientes:
  • 120 gr de arándanos frescos (como os digo mñas arriba podéis poner chocolate, frutos secos u otra fruta)
  • 180 gr de copos de avena
  • 2 huevos
  • 2 plátanos maduros
  • 70 gr de panela
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de vainilla

Paso a paso:
  1. Troceamos los dos plátanos y los machacamos con un tenedor hasta obtener una pasta sin grumos (aunque si queda algún trocito no importa)
  2. Añadimos los dos huevos y batimos bien, agregamos la cucharadita de levadura, la panela y la vainilla, continuamos removiendo hasta obtener una mezcla homogénea
  3. Incorporamos los copos de avena y removemos con una espátula, añadimos los arándanos y los incorporamos con cuidado para que no se rompan
  4. Engrasamos las cavidades de un molde de cupcakes y rellenamos con la masa, horneamos 15-20 minutos
  5. Dejamos enfriar en el molde 10 minutos (son muy tiernos al salir del horno y pueden romperse) y después sobre una rejilla.

¡Nos vemos en la próxima receta!

1 comentario :

  1. Hola Lola!1 La verdad que si hay que ingeniarselas a veces para que los niños coman lo que nosotros queremos pero con una receta así seguro que no pondrían pegas porque tienen una pinta increíble. BEss

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por dejar un comentario! Los leo todos y me hacen muchísima ilusión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...